No todo el tráfico vale. Hay que definir indicadores que nos muestren qué cantidad de tráfico accede a nuestra web es de calidad.
Blog para empresas audaces

Tráfico de calidad: cuando no todo el tráfico vale

Hay visitas…y visitas. No son todas iguales. Se suele pensar que tener un tráfico elevado es positivo pero no siempre es así. Además de tener visitas, estas deben de ser cualificadas. Si tenemos una página web lo que más debe preocuparnos no es la cantidad de usuarios que lleguen a ella, sino que esos usuarios estén interesados en lo que ofrecemos.

Y en eso consiste el tráfico de calidad o tráfico cualificado.

¿Qué es tráfico de calidad y cómo detectarlo?

Por tanto, el tráfico de calidad es aquel que está interesado en una web y que tiene probabilidades de convertir (y a su vez, llegar a ser un futuro cliente).

Analizar el tráfico web debe ser una tarea que se debe realizar si se quiere cuidar el SEO y entender mejor el estado de la web. Este tipo de usuarios serán los que aporten más visibilidad a la web y que mejoren el posicionamiento orgánico de la web. Este es el tipo de visitas que se quieren tener.

Para contemplar su nivel de calidad, podemos analizar cómo se comportó el tráfico orgánico, referencial, directo y social que llegó a nuestra web.

Eso nos ayudará a entender qué nivel de calidad tiene cada tipo de tráfico y en cuál se deben hacer mayores esfuerzos.

Algunos de los indicadores de calidad que nos muestran la cualificación del tráfico (y que no hay que perder de vista) son:

Tasa de conversión

Es el indicador por excelencia. Muestra el porcentaje de visitas que convierten en nuestra web. Esto es, que rellenan un formulario, que adquieren un producto, se descargan un archivo o se suscriben en nuestra newsletter. Todo dependerá del objetivo que hayamos configurado.

 

La tasa de conversión se calcula dividiendo el número de conversiones por el número de visitas y multiplicándolo por 100.

Para obtener este dato, se deben configurar los objetivos de conversión en Google Analytics. Ah, y cuánta más conversión, mejor: más usuarios estarán interesados en conocernos.

Promedio de páginas vistas

Son las páginas de nuestro sitio web a las que acceden los usuarios. El promedio de páginas vistas nos muestra cuantas páginas de media ven nuestros usuarios cuando llegan a nuestra web. Por tanto, cuanto mayor sea, mejor, dado que habrán mostrado más interés.

 

Promedio de tiempo de la sesión

Se calcula dividiendo la duración total de las sesiones entre el número de sesiones. La duración de cualquier sesión se calcula en función de las interacciones de los usuarios.

Si no hay interacción, este dato no se mide. Con interacción nos referimos a clics en otras páginas de la web, en algún enlace o en algún botón CTA con el fin de solicitar información. Si el usuario realiza estas acciones, Google Analytics empezará a contar.

Tasa de rebote

Representa el promedio de sesiones en las que el usuario ha abandonado la web sin interactuar con ella, esto es, sin visitar ninguna página adicional. Es decir, muestra el porcentaje de sesiones de aquellos usuarios que han visto nuestra web y se han marchado. 

No hay que perder de vista que en la tasa de rebote interfieren algunos aspectos. Un diseño poco adecuado, la velocidad de carga o la falta de adecuación entre lo que esperaba el usuario y lo que presenta la web son algunos de estos factores.

Frecuencia de las visitas

Un indicador que suele estar más olvidado que los otros es la frecuencia de visitas. Este indicador muestra cuántas veces ha regresado un usuario al sitio web. Este valor suele ser 1 o estar próximo a él. Eso indica que los usuarios visitan nuestra web una vez y no suelen volver a venir.

Si se encuentra próximo a otros valores superiores como el 2, será más positivo.

La analítica web, la herramienta clave para diferenciar el tráfico de calidad

La análitica web es la herramienta que puede indicarnos la capacidad que tenemos para generar tráfico cualificado. Google Analytics es una herramienta valiosa a partir de la que podemos obtener información sobre el comportamiento en la web. Eso si, debe de usarse correctamente si se quiere obtener información abundante y valiosa.

La analítica web no será nada si no hay grandes analistas detrás que sean capaces de identificar el tráfico cualificado.

Por eso, para cada sitio web habrá que definir unos objetivos y unas métricas. Es importante detectar los indicadores adecuados para obtener una visión completa. Y para seguir mejorando en el largo (y duro) camino hacia la conversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EL COMIENZO

Sobre nosotros

Looptoit es una empresa tecnológica especializada en el análisis de empresas y en la prestación de servicios tecnológicos integrales.

Dónde estamos

C/ Ferraz 80,
Bajo Izquierda 28008,
Madrid, España
Tel. 915 419 569

hola@looptoit.com