La transformación digital puede traer múltiples ventajas para las pymes
Blog para empresas audaces

¿Cómo conseguir que las pymes se sumen a la transformación digital?

La necesidad de aumentar las ventas es común a todas las empresas: grandes y no tan grandes. Sin embargo, adaptarse a las nuevas tendencias es todo un reto para algunas empresas como las pymes. La transformación digital es un ejemplo de ello.

Se ha hablado mucho de la transformación digital. Está claro que adoptar una transformación es un proceso necesario para sobrevivir en un entorno cada vez más cambiante. La transformación digital alberga todos los pasos para reinventar una organización y mejorar su funcionamiento a partir del uso de nuevas tecnologías y de un procesamiento de datos más eficiente.

Implantar nuevas tecnologías no es suficiente. La transformación digital supone un cambio en el día a día de la organización y rediseña la forma de gestionar los recursos humanos, las finanzas, la comunicación y el marketing así como la dirección estratégica. En otras palabras: transforma todo el ámbito de trabajo de una empresa.

En ocasiones, las empresas no apuestan por el mundo online. Paralelamente, la audiencia es cada vez más digital y aquellas que no tienen presencia online están perdiendo oportunidades. Por eso, antes de emprender una estrategia de ventas online, es necesario que las pymes avancen hacia la transformación digital.

Algunos consejos para adaptarse a la transformación digital

La transformación digital supone la incorporación de la tecnología a la rutina empresarial pero la tecnología también debe de formar parte de la identidad de la empresa así como del trabajo diario. La innovación tecnológica es la clave para ser cada vez más diferentes en un entorno cambiante.

Para adaptarse a la transformación digital, las pequeñas empresas pueden comenzar por evaluar la cultura corporativa, sus productos y servicios así como sus procesos y canales de distribución y las acciones online que se estén llevando a cabo.

1.- Cultura corporativa

Es el núcleo de la transformación digital. Si la dirección de la empresa no apuesta por el cambio digital de la empresa no habrá nada que hacer. La cultura corporativa se compone de la misión, la visión y los valores y se refleja a partir de los resultados obtenidos con las acciones. La dirección debe de apostar por la innovación tecnológica y esta debe de impregnar el ADN empresarial. Si no se cree en la tecnología, hay poco que hacer.

2.- Gestión documental

Una de las ventajas con las que cuentan las pymes es la capacidad de gestionar proyectos de una forma más sencilla. Su estructura permite que respondan con mayor agilidad a los cambios y que puedan adaptarse mejor a las necesidades de los clientes. Es por eso que una pyme puede integrar con facilidad sus procesos empresariales (compras, presupuestos, existencias, producción) con sus herramientas diarias como el correo electrónico o su calendario de proyectos. Para ello, existen en el mercado algunas herramientas como los CRM. Un CRM permite gestionar la cartera de clientes de un modo mucho más sencillo y conocer sus necesidades más en profundidad.

3.- Los productos 

Las pymes pueden apostar por actualizar sus relaciones con los clientes a partir de herramientas como un CRM. Además, si se cuenta con una tienda online, la tecnología es un gran aliciente para potenciar las ventas. Con la digitalización han surgido múltiples oportunidades para fomentar las ventas y dotar a nuestros productos de un valor añadido. Un ejemplo lo vemos con el remarketing o con las sugerencias que propone Amazon.

4.- Flujo de conversión con los clientes

Las nuevas tecnologías han creado nuevos canales para comunicarnos con los clientes. Las redes sociales, el uso de Google o la forma de navegar en una página web han cambiado la forma de visitar sitios web de los usuarios. Y de comprar, también. La interacción con contenidos y con productos está a la orden del día.

Es por eso que los puntos de contacto con los clientes se multiplican y se requiere de mucho trabajo para estudiar cada una de las fases del embudo de conversión por la que pasan. Conocer en qué fase se encuentra cada uno de los clientes es posible con los CRM. A partir de ellos, se pueden diseñar acciones concretas para cada una de las fases con el fin de fomentar la conversión.

Aunque hay muchas pymes que quieren sumarse a la transformación digital, todavía encuentran varias barreras para sumarse a ella. Normalmente, las empresas pequeñas que cuentan con una trayectoria más dilatada temen al cambio por la posible pérdida de resultados.

EL COMIENZO

Sobre nosotros

Looptoit es una empresa tecnológica especializada en el análisis de empresas y en la prestación de servicios tecnológicos integrales.

Dónde estamos

C/ Ferraz 80,
Bajo Izquierda 28008,
Madrid, España
Tel. 915 419 569

hola@looptoit.com