Los mapas de calor pueden aumentar la conversión si se sabe cómo aplicarlos
Blog para empresas audaces

3 formas de optimizar la conversión con mapas de calor

Si quieres saber qué áreas de tu sitio web reciben más atención, los mapas de calor son tu herramienta estrella. Los mapas de calor o heatmap son herramientas que permiten optimizar nuestro sitio web. Nos permiten conocer qué zonas y elementos de la web permiten tomar decisiones. Los mapas de calor se utilizan para detectar los puntos en los que el usuario presta más atención y los que menos.

Aplicar bien un mapa de calor nos ayudará a reducir los porcentajes de rebote y mejorar la experiencia de usuario. Solo garantizando una buena experiencia de usuario se puede optimizar la conversión.

Según Nielsen, los usuarios leen una web siguiendo un patrón de lectura en Z o en F en sus estudios de usabilidad web. La usabilidad también se refiere a métodos para mejorar la facilidad de uso. Se basa en mejorar la capacidad de aprendizaje para los usuarios y conseguir que los usuarios realicen las tareas de forma eficaz y satisfactoria.

Los mapas de calor, para facilitar el aprendizaje de los usuarios utilizan una jerarquía de colores sobre la web. Normalmente, los colores cálidos (rojo, naranja, amarillo) suelen indicar las zonas más vistas de la web o las zonas de clics. Sin embargo, la gama de colores fríos como el azul, muestran las zonas que menos atención reciben.

¿Para qué aplicar mapas de calor?

Los mapas de calor pueden ser de distinto tipo según lo que se considere: movimiento del ratón, mapas de clics o mapa de scroll. Los mapas de calor son especialmente utilizados para analizar la conversión de los usuarios, permite administrar nuestra página web para garantizar un diseño atractivo a los usuarios.

Conocer los problemas que existen de cara a la conversión nos ayudará a poner soluciones por ejemplo, en el proceso de compra online. Además, aplicar mapas de calor es una excelente forma de obtener un feedback sobre nuestra interfaz. Los mapas de calor indican el grado de satisfacción y la jerarquía de elementos (ej: botones CTA).

¿Cómo optimizar la conversión con mapas de calor?

1.- Atención al rey

Lo hemos escuchado muchas veces… el rey en el mundo 2.0 es el contenido. Internet se ha perfilado como uno de los medios preferidos de los usuarios para consultar información. Debe ser contenido original, útil, fácil de entender para los usuarios. En cuanto al contenido, la extensión es variable.

La extensión más adecuada es aquella que permita a los usuarios comprender bien el contenido, así que dependerá del público y de lo que esperan obtener. Para lograr que los contenidos potencien la conversión se pueden utilizar mapas de calor.

Los mapas de calor nos indicarán cuáles son los contenidos que llaman más la atención a los usuarios y dónde rebotan los usuarios. Gracias a los mapas de calor, podemos reestructurar dónde se colocan los contenidos y conseguir, de este modo, una mayor tasa de conversión.

2.- Realiza test A/B

Un test A/B es una herramienta que permite comparar dos versiones de una misma web para comprobar cuál de ellas es más eficiente. Los mapas de calor a menudo nos proporcionan una idea del comportamiento del usuario en la web.

Sin embargo, combinar el test A/B y el mapa de calor nos puede proporcionar una visión mucho más amplia sobre la web. El test A/B nos permitirá conocer cuál de dos versiones de una página es más usable. A veces se suele primar un diseño bonito sobre un diseño realmente usable. Sin embargo, es conveniente que el diseño esté al servicio de la usabilidad. Solo así se podrá aumentar la tasa de conversión.

3.- Optimiza las llamadas a la acción (botones CTA)

Las llamadas a la acción son los botones que impulsan la conversión. Normalmente son especialmente importantes en tiendas online. Aplicando un mapa de calor podremos saber si los clientes potenciales atienden a estos botones y cómo reaccionan. Consejos para crear botones CTA efectivos.

A pesar de las múltiples ventajas que tienen los mapas de calor, también presentan una serie de inconvenientes. Y es que para llevar a cabo todos los mapas de calor se necesita instalar un código en la web que puede ralentizar la velocidad de carga. No podemos olvidar que la velocidad de carga es imprescindible para fomentar la conversión. De este modo, se pueden generar una serie de problemas dentro de la web. Otro de los inconvenientes es que las herramienta suelen ser de pago.

En definitiva, los mapas de calor son una excelente herramienta para analizar el comportamiento de los usuarios y traducir su comportamiento en mayores tasas de conversión.

EL COMIENZO

Sobre nosotros

Looptoit es una empresa tecnológica especializada en el análisis de empresas y en la prestación de servicios tecnológicos integrales.

Dónde estamos

C/ Ferraz 80,
Bajo Izquierda 28008,
Madrid, España
Tel. 915 419 569

hola@looptoit.com