La auditoría digital es el primer paso antes de diseñar una estrategia de marketing
Blog para empresas audaces

Auditoría digital: el primer paso hacia la optimización de la presencia en el entorno online

Todos sabemos que es importante estar en Internet. En los últimos años estar presente se ha convertido en algo prioritario para las empresas de muchos sectores. Sin embargo, tener presencia no es suficiente. Tampoco lo es aplicar una estrategia de marketing digital sin haber analizado antes. El primer paso hacia una presencia digital óptima es realizar una auditoría digital.

Una auditoría digital nos permite detectar la situación online de nuestra empresa y nuestra competencia. A partir de este análisis podemos detectar las debilidades y las fortalezas que deberemos de potenciar en la estrategia de marketing. Una estrategia de marketing solo tendrá éxito si aplicamos un análisis exhausto primero que marque nuestras directrices y acciones.

¿En qué consiste una auditoría digital?

Una auditoría digital es un informe donde se muestra la situación actual de una empresa en Internet. Para llegar a crearlo, es necesario atravesar por diferentes fases.

Primero se deben evaluar los parámetros que se quieren analizar. En THK Soluciones, por ejemplo, diseñamos auditorías digitales completas o nos centramos en alguno de los ejes del marketing digital para analizarlo con una mayor profundidad. En esta fase, valoramos las variables que queremos analizar y que le van a proporcionar a nuestro cliente una visión mucho más precisa sobre su situación en marketing. Posteriormente pasamos a realizar la extracción de datos y el análisis. Una auditoría no consiste en exponer una serie de datos. La clave está en la interpretación de esos datos ya que convirtiendo esos datos en conocimiento es posible diseñar una estrategia de marketing realmente efectiva.

A partir de la interpretación de los datos se detectan los puntos de ruptura existentes en la presencia digital. Y los puntos fuertes de la competencia. De este modo, se puede realizar una propuesta de acciones a contemplar en la estrategia para solventar esas debilidades. Como podemos ver, realizar una auditoría es un proceso que no necesariamente tiene que ser largo, pero sí es más que necesario para poder emprender acciones de marketing con un motivo y orientadas a resultados.

¿Qué se analiza en una auditoría digital?

El ecosistema digital se compone de diversas áreas:  diseño web, usabilidad, conversión, contenidos, SEO, SEM, Redes Sociales…, etc. Vamos a ver qué se puede analizar en cada una de estas áreas.

SEO

En SEO diferenciamos dos partes: SEO On Page y SEO Off Page. A la hora de hacer una auditoría SEO, podemos comenzar con un análisis de palabras clave. Mediante este análisis podremos descubrir cuáles son las palabras clave que más tráfico aportan a nuestra web y cuáles son las palabras más utilizadas por la competencia. También es importante conocer el DA, PA y la cantidad de títulos duplicados en nuestra web (Titles, H1, H2 y metadescripciones). En SEO off Page es imprescindible evaluar la calidad y cantidad de nuestros backlinks. Para ello existen dos métricas de Majestic que nos pueden ayudar a tener una idea acerca de esto: Trust Flow (flujo de confianza) y Citation Flow (cantidad de enlaces).

Conversión 

Todo sitio web tiene un objetivo. Algunos lo crean para incrementar la visibilidad de marca, otros para vender por el canal online. Sea cual sea el objetivo de tu web, siempre hay una acción que deseamos que realicen los usuarios: que nos contacten, que rellenen un formulario o que efectúen un pedido. A estas acciones objetivo las denominamos objetivos de conversión. En la auditoría digital analizamos tu tráfico y los embudos de conversión de tu sitio web. Esto nos permitirá saber que fuentes de tráfico aportan más a la conversión en tu sitio web. Y así, poder emprender mejoras en los canales con menos conversión (y seguir potenciando los canales que mejor funcionan).

Usabildiad y Diseño web 

¿Sabías que disminuyendo tu tiempo de carga en un segundo puedes aumentar la conversión en un 27%? La conversión está íntimamente ligada a la usabilidad y al diseño web de una página. En esta área es importante analizar aspectos como la velocidad de carga, la disponibilidad de la versión responsive, el peso de las imágenes y la distribución de los botones CTA. Todos estos elementos afectan a la navegación de los usuarios en la web. Por eso es importante contemplarlos en la auditoría digital ya que pueden repercutir directamente en la consecución de los objetivos de marketing.

Redes Sociales

Las redes sociales son uno de los canales favoritos de los usuarios para interactuar con las marcas ya que permiten establecer una comunicación bidireccional con ellas y aproximar sus inquietudes, opiniones y quejas a las empresas. Estar presentes, de nuevo, no es suficiente. En la auditoría digital, además de la presencia, también se valoran otros aspectos como el tamaño de la comunidad o el volumen de las interacciones.

Una de las métricas más importantes en Social Media es el engagement. El engagement es un ratio que nos permite descubrir el porcentaje de personas que interactúan con nuestros contenidos en base al alcance de esa publicación. No hay que perder de vista que tener una comunidad de mayor tamaño no es lo más importante. Es importante, pero es conveniente no tener una comunidad tan grande pero fidelizada. La reputación digital es muy valiosa.  Otro de los elementos que se deben incluir en una auditoría digital es el análisis del buyer persona, es decir, los clientes ideales potenciales de la marca.

¿Tu empresa ya ha realizado una auditoría digital? Si quieres conocer cómo es tu presencia en el entorno online o estás interesado en realizar una auditoría no dudes en contactarnos aquí 😉

 

EL COMIENZO

Sobre nosotros

Looptoit es una empresa tecnológica especializada en el análisis de empresas y en la prestación de servicios tecnológicos integrales.

Dónde estamos

C/ Ferraz 80,
Bajo Izquierda 28008,
Madrid, España
Tel. 915 419 569

hola@looptoit.com