la usabilidad y la analitica digital arrojan información cuantitativa y cualitativa necesaria para tomar decisiones en la empresas
Blog para empresas audaces

Cómo la analítica digital puede mejorar la experiencia de usuario

La combinación de analítica digital y usabilidad es el ingrediente perfecto para generar un sitio web optimizado. La usabilidad nos aporta información cualitativa sobre cómo se desenvuelve un usuario por una página. La analítica, información cuantitativa. 

La analítica digital está en continua innovación. Se trata de un procedimiento mediante el que se consigue información sobre los usuarios que visitan una web. La utilidad real de la analítica está en la posibilidad de optimizar un sitio web de manera continua.

Uno de los aspectos más destacados de la analítica web es la continuidad. Se deben analizar los canales, el tráfico, la tasa de rebote, las páginas más visitadas y otros parámetros no menos importantes.

Gracias a estos parámetros podemos obtener una información cuantitativa de gran valor. Esta información, si la completamos con la información cualitativa de la  usabilidad, nos dará una visión completa sobre nuestra web.

Así, a grandes rasgos, llegamos a la conclusión de que la analítica web es una gran aliada de la usabilidad puesto que le proporciona una información de alto valor.

Pero la pregunta es: ¿en qué aspectos concretos puede la analítica mejorar la experiencia de usuario?

Determinar los objetivos a conseguir

Los objetivos de negocio y de la web se pueden alcanzar gracias a la analítica y a la usabilidad. La analítica digital arrojará datos sobre el comportamiento de los usuarios y esa información nos permitirá saber cómo conseguir los objetivos de la web.

Hay que recordar que los objetivos en una web no suelen coincidir con los objetivos de negocio, aunque son complementarios. Los objetivos de negocio pueden ser muy variados pero suelen estar orientados a la actividad empresarial global. A veces también pueden solaparse con los objetivos de la web si se plantean en términos de leads.

Los objetivos de una web, o de conversión, son las acciones que deben de realizar los usuarios en la web. Eso hará que los usuarios se conviertan en leads y estén más cerca de convertirse en posibles clientes, algo, que coincide con los objetivos de negocio.

Por tanto, gracias a la analítica digital podemos detectar cómo se da la conversión y el perfil del usuario. Todo esto para que en función de esos datos, explotemos la usabilidad de la página web y consigamos grandes resultados.

Detectar problemas de tráfico con herramientas de analítica digital

Herramientas como Google Analytics pueden ser realmente útiles para descubrir problemas relacionados con el tráfico en nuestra web. Si se diseña un embudo de conversión se pueden detectar fácilmente y tomar medidas para corregir esos errores.

En función de los datos extraído, se pueden realizar modificaciones en materia de usabilidad y diseño UX para mejorar la experiencia del usuario. Así, por ejemplo, si se detecta que hay una tasa de rebote muy alta en una página concreta del sitio web puede ser que el diseño y arquitectura de la información no esté bien desarrollada. Si se da ese caso, habrá que servirse del diseño UX para corregir ese punto de ruptura.

Si se dan otros problemas de tráfico como por ejemplo una velocidad de carga baja, hay disponibles otras herramientas que pueden ayudarnos. Y no necesariamente guardan una estrecha relación con el diseño UX.

Diseñar flujos de navegación de los usuarios

Antes comentábamos que combinar información cualitativa y cuantitativa es óptima para tener una visión completa de nuestra web. Pero, ¿cómo conseguirlo?

Los mapas de clics, los test A/B, el análisis de formularios….son algunos de los estudios que más frecuentemente se realizan para estudiar la experiencia del usuario.

Si se comparan con los datos extraídos de la analítica digital, se podrá obtener una visión mucho más completa. Y eso nos permitirá tomar decisiones mucho más fiables en cuanto al diseño y estructuración de nuestra web.

Así, por ejemplo, si se aplica un test A/B podemos ver qué versiones de dos diseños es la más aceptada por los usuarios. Pero aplicando también la analítica digital podremos ver qué es lo que hacen los usuarios en cada una de las versiones, cuánto tiempo permanecen, en qué medida convierten o realizan microconversiones. Eso nos permitirá ver si la diferencia es realmente considerable (o no).

La analítica digital es, por tanto, una pieza clave para mejorar la experiencia del usuario ya que proporciona información sobre los puntos de ruptura y los problemas que presenta la web, de tal forma que pueden mejorarse. Pero para optimizar la web realmente, la combinación de analítica y usabilidad es fundamental. Y esa combinación puede lograrse gracias al Marketing Intelligence

One response to “Cómo la analítica digital puede mejorar la experiencia de usuario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EL COMIENZO

Sobre nosotros

Looptoit es una empresa tecnológica especializada en el análisis de empresas y en la prestación de servicios tecnológicos integrales.

Dónde estamos

C/ Ferraz 80,
Bajo Izquierda 28008,
Madrid, España
Tel. 915 419 569

hola@looptoit.com